logo

We possess within us two minds. So far I have written only of the conscious mind. I would now like to introduce you to your second mind, the hidden and mysterious subconscious.

Get in Touch
Philippines, Afela inc.
Talay st. 65, PO Box 6200

Phone: + 1-888-1554-456-123

Email: themesupport@gmail.com

Fax: +63 918 4084 694

Nosotros

En 1984, siendo un matrimonio muy joven de profesionales (Contadora Publica Nacional y Medico Cardiólogo) decidimos emprender juntos un proyecto en común: Una residencia donde la gente pueda encontrar para su familiar un lugar donde sea cálidamente atendido, contenido, con actividades que lo mantenga estimulado y en contacto con gente de su edad.

Llevamos a cabo nuestro proyecto y con el correr de los años pudimos ir creciendo gracias a, entre otras tantas cosas, el cariño, respeto y dedicación que tenemos hacia la querida y admirada tercera edad.

Logramos transmitir esos valores a nuestros dos hijos, quienes hoy son parte de Parque Rosal, constituyendo de esa manera una empresa familiar atendida por sus dueños y que, estamos seguros, perdurará por generaciones.

Constantemente buscamos mejorar el servicio que prestamos/nuestro servicio en todos sus aspectos, ya sea en lo relativo a la salud de los abuelos, como en las actividades recreativas que ofrecemos, e incluso en la conservación y mejora de las instalaciones de nuestro edificio. En éste último sentido, de haber comenzado con una estructura de una casa chorizo con habitaciones en planta baja y baños compartidos, hoy Parque Rosal es un edificio moderno de 5 pisos, luminoso, con habitaciones con baño privado, un hermoso jardín, solarium, patio interno, amplio comedor y gimnasio, entre otras cosas.

Es muy gratificante continuar en contacto con familiares que confiaron en nosotros después de tantos años para recomendarnos otra persona de su conocimiento.

Nuestra actividad es uno de los ejemplos más relevantes de lo que significa SERVICIO, siendo nuestra motivación y para lo cual hemos dedicado, hasta hoy, mas de 30 años de nuestras vidas.